Australia: Una carnicera asesinó a su marido, lo despellejó y puso a hervir la cabeza para la cena

Imprimir

El crimen de la mujer horrorizó a todo el país. El cráneo y pedazos de nalga eran hervidos en una olla para dárselos de comer a sus hijos.

Una mujer australiana de 60 años, llamada Katherin Knight, está en la cárcel por asesinar a su marido, despellejarlo y cortarle la cabeza para luego servírsela a sus hijos. El hecho conmocionó a todo el país.

Según lo que informa la policía local, la mujer torturó horriblemente a John Price antes de matarlo, y luego cortó su cabeza "con un corte perfecto" debido a que era carnicera.

La mujer le sacó la piel al cadáver, que dejó colgando de unos ganchos de carnicero. La cabeza y algunas rebanadas de nalga, fueron puestas a hervir para luego ser servidas durante la cena a sus hijos pequeños.

La historia inspiró a Peter Lalor a escribir el libro "La mancha de sangre", que ahora será adaptada al cine.